lunes, 26 de mayo de 2008

UN OPORTUNO ARTÍCULO DE NUESTRO AMIGO GUSTAVO FERNÁNDEZ COLÓN: A PROPÓSITO DE LAS SECTAS QUE COGEN DESPREVENIDOS A LOS INCAUTOS



UN BUDA QUE LANZA BOMBAS EN BAGDAD
Gustavo Fernández Colón

En su columna del domingo 25 de mayo en El Universal, el pseudo-filósofo y aspirante a ideólogo de la extrema derecha venezolana Emeterio Gómez, celebra la publicación del libro Por la Paz, Siete Caminos hacia la Armonía Global del "gurú" japonés Daisaku Ikeda, líder de la organización budista internacional Soka Gakkai.

Lo más llamativo del artículo no es la noticia de que un libro de espiritualidad de pacotilla como el mencionado se publique ni que Emeterio Gómez lo alabe, puesto que ya son ampliamente conocidos sus malos gustos esotéricos. Lo más relevante de su nota es el hecho de que el texto haya sido "bellamente editado por las Ediciones de la Biblioteca de la Universidad Central de Venezuela". Lo que a fin de cuentas tampoco nos sorprende, puesto que hace tiempo que nuestras universidades autónomas se han convertido en meras cajas de resonancia de la pseudo-ciencia neoliberal y las fórmulas baratas para la felicidad de la literatura de autoayuda.

Pero, ¿quién es este "gurú" tan admirado por Emeterio Gómez y todo un rebaño de incautos universitarios? Daisaku Ikeda es un hábil predicador y político japonés que se autopromociona como benefactor de la humanidad y defensor de la paz mundial. A través de recurrentes campañas publicitarias, realizadas en diversos países con el patrocinio de empresas privadas, organismos públicos e instituciones universitarias, su organización se ha dado a la tarea de vender su imagen como la de un filósofo, pedagogo y maestro espiritual comparable a figuras de la talla moral de Mahatma Gandhi y Martin Luther King.

En realidad, Ikeda es el fundador y líder de la secta budista japonesa Soka Gakkai, hoy extendida a numerosos países del mundo (incluyendo a Venezuela) y fuertemente asentada, en el continente americano, en Estados Unidos y Panamá. Esta organización es la plataforma ideológica y religiosa de un movimiento fundamentalista ligado a poderosos intereses empresariales, cuyo brazo político en Japón es el Partido Nuevo Komeito.


El Nuevo Komeito ha llegado a convertirse, en años recientes, en el tercer partido político de Japón y ha formado parte del gobierno nipón en alianza con el también derechista Partido Liberal Democrático, que controla el país desde 1955. A pesar de proclamar a los cuatro vientos una supuesta filosofía pacifista, el Nuevo Komeito apoyó la participación de Japón en la ocupación militar de Irak promovida por los Estados Unidos.


En sus inicios, en la década de los sesenta, el Komeito se publicitó como un partido de centro-izquierda; sin embargo, su actuación pública ha sido la típica de un partido fundamentalista de extrema derecha. De acuerdo con el diario New York Times (1999, Noviembre 14), tanto la secta Soka Gakkai como su brazo político el partido Komeito, han sido acusados en reiteradas oportunidades por tráfico de influencias para el otorgamiento de contratos gubernamentales a sus partidarios, quema de templos de sectas rivales budistas y shintoístas, persecución y espionaje telefónico contra miembros del Partido Comunista Japonés y sabotaje a la distribución de los libros donde sus detractores han intentado denunciar sus abusos. Además, Daisaku Ikeda se ha visto envuelto en varios escándalos financieros, como el caso del millonario "donativo" recibido de manos de la empresa Mitsubishi para financiar sus labores de lobby "espiritual" ante el gobierno de Gorbachov; y ha sido objeto de denuncias por el abuso sexual de jovencitas reclutadas por su secta.


Vistos estos antecedentes, la publicación de esta clase de sub-literatura por la UCV y otros gestos antológicos como el otorgamiento de la Orden Alejo Zuloaga al "gurú" Daisaku Ikeda por las autoridades de la Universidad de Carabobo en 2005, no dejan de resultar irónicamente afines al caso de la difusión de los textos de otra organización pseudo-religiosa por algunos entes gubernamentales venezolanos. Me refiero al incidente suscitado con los folletos de la Iglesia de la Cienciología o Dianética, fundada por el oficial de la Armada estadounidense Ronald Hubbard, presuntamente distribuidos por el Ministerio de Educación y la Guardia Nacional hace algunos años, gracias al lobby realizado por la relacionista pública de Dianética, la bella actriz Ruddy Rodríguez, en las más altas esferas del gobierno bolivariano.


Casos como los mencionados nos llevan a preguntarnos: ¿Qué sucede con las "clases educadas" de la sociedad venezolana que instituciones públicas de tanta trascendencia cultural como las Universidades Autónomas y el Ministerio de Educación han llegado a convertirse en canales de promoción de la ideología de organizaciones de lavado de cerebros como la Soka Gakkai o la Cienciología? ¿Será que tanto en las instituciones dirigidas por la oposición como en las controladas por el gobierno revolucionario han logrado arraigarse tan profundamente los tentáculos ideológicos de la más retorcida derecha internacional? ¿O es que nuestras autoridades académicas y gubernamentales no están conscientes de que estas pseudo-religiones de la nueva era, con sus recetas engañosas de felicidad individual, no son otra cosa que el software mental diseñado por el capitalismo globalizado para anestesiar la voluntad de los pueblos y convertirlos en consumidores apáticos y robotizados?


Tendríamos que preguntarnos también si es éticamente justificable que los recursos públicos administrados por nuestras universidades y ministerios se destinen a divulgar la propaganda ideológica de organizaciones multimillonarias como las mencionadas, mientras se mantiene inédita y se condena al olvido la producción intelectual de tantos científicos, pensadores y artistas venezolanos y latinoamericanos.


La libertad de pensamiento y la defensa de la diversidad de las ideas no pueden usarse como coartadas para legitimar las operaciones de penetración y parasitismo económico, que estas corporaciones transnacionales de alienación ideológica están llevando a cabo en las instituciones públicas responsables de la formación de nuestras nuevas generaciones. La auténtica liberación material y espiritual de nuestro pueblo reclama la urgente democratización de las políticas culturales y editoriales implementadas por las universidades nacionales y por los organismos del Estado responsables de la Educación y la Cultura en Venezuela.

3 comentarios:

Sebastián Corradini dijo...

Hola a todos, escribo desde Tarragona, España para invitarles a
reflexionar sobre este artículo de Gustavo Fernández Colón, ya que he
notado que utilizó una única fuente de investigación como referencia,
pasando por alto el abundante material oficial y no oficial disponible
acerca de Daisaku Ikeda y la Soka Gakkai Internacional. Además curiosamente el autor de la web "SGEYE-AR" que se tomó como supuesta fiable referencia no tiene otro objeto que calumniar al Dr.Ikeda para lograr que los incautos que la leen se contacten el autor que firma cada página (un tal Damián Desia en Buenos Aires) e implora que se acerquen a través de él al "budismo verdadero".

No entraré ahora a refutar en detalle cada aspecto que menciona el artículo supuestamente serio basado en semejante "trampa web", pero
me gustaría que no se pasaran por alto datos significativos como las
más de doscientas distinciones otorgadas al Dr. Daisaku Ikeda por
prestigiosas universidades de todo el mundo, o que el propósito, el
funcionamiento y el ambiente de la organización Soka Gakkai
Internacional no tiene nada que ver con el de una secta y que
simplemente tomando contacto con los centros de práctica -que hay
también en Venezuela- es posible comprobar cómo se está concretando
esta maravillosa filosofía que las personas que la ponen en práctica
disfrutan para su felicidad y la de su comunidad y transmiten a través
del diálogo abierto y razonado.
EL sitio web que se tomó como referencia está organizado por unas
pocas personas malintencionadas, que omiten datos fundamentales como
que las acusaciones a que hacen referencia eran falsas, como lo
demuestran las sentencias judiciales correspondientes.

Mi deseo es que la información que se publique en este medio sea más
contrastada y que se tome contacto real con los actores para poder percibir
mejor sus auténticas intenciones.
Como muestra dejo aquí unos vínculos con mayor información sobre SGI,
el perfil de Daisaku Ikeda y un análisis detallado de resoluciones
judiciales que indican claramente que las diferentes acusaciones
contra el Sr. Ikeda son falsas y malintencionadas. También reproduzco un breve artículo que reseña la entrega de la Orden Gran Mariscal de Ayacucho al Sr. Ikeda.

Sinceramente considero justo que se busque respetar los logros de
millones de personas que mejoran sus vidas conociendo libremente y
profundizando en la valiosa y rica filosofía budista y que se trate la
información con transparencia.

http://www.sgiv.org/
http://www.sgispanish.org/
http://sokaissues.info/

Un abrazo, para servirles.

Sebastian Corradini
Tarragona, España

--------------------------------------------------------------------------
En reconocimiento a su labor humanística
Conferida Orden Gran Mariscal de Ayacucho al Presidente Ikeda

En el marco de la presentación del libro del Presidente de la Soka
Gakkai Internacional SGI, Daisaku Ikeda, Por la Paz, Siete Caminos
hacia la Armonía Global, le fue otorgada la orden Gran Mariscal
Ayacucho en su Primera Clase, de parte de las autoridades de la
Universidad Gran Mariscal de Ayacucho, UGMA.

El reconocimiento que honra los esfuerzos y aportes de personas y
organizaciones dedicadas a las acciones humanísticas y educativas, fue
recibido por la Directora General de la SGI de Venezuela, Lydia Salas
de manos del doctor Edgardo Ortiz, rector encargado de la UGMA.

Durante sus palabras, el Rector se adentro en los aportes que viene
haciendo el doctor Ikeda en favor de la paz a través de la educación y
sus diálogos con figuras políticas, intelectuales y culturales de todo
el mundo. “Formado en el budismo y formador de budistas Ikeda ha
dedicado su vida a promover por toda la faz del planeta, su confianza
en el futuro halagador que espera a la humanidad, el cual señala que
debe nacer de la transformación individual de los valores interiores
de cada ser humano, cuyos cambios de comportamiento concurrirán
finalmente a la eterna paz mundial”, argumento el representante de la
UGMA.

Por su parte, el Presidente de la SGI, en su mensaje de
agradecimiento, se mostró consciente de que no estaba recibiendo un
reconocimiento a una trayectoria, sino un valioso aliento para seguir
trazando caminos que enaltezcan los valores de la paz, la cultura y la
educación.

“Sus gestos de confianza y amistad no sólo me comprometen a redoblar
mis esfuerzos para seguir trabajando en aras de los ideales que me han
propulsado, sino también a formular la solemne decisión de continuar
mi labor con mayor empeño para ser merecedor de tan significativos
reconocimientos.

Creo firmemente -continúa- que la tarea educativa es la más sagrada a
la que uno pueda aspirar en la vida; una noble empresa dedicada a
formar personas; un medio para conducir al ser humano hacia las cimas
de su triunfo; el mayor aporte que se pueda hacer a la humanidad y al
mundo. Esta convicción inalterable y mi decisión de tomar como legado
el sueño de mi mentor, que fue educador, me han llevado a fundar el
sistema integral de establecimientos educativos Soka que abarca desde
el jardín de infantes hasta cursos de educación terciaria y de post
grado.

En el mundo de hoy, en que las oscuras nubes de la confusión se
ciernen más y más sobre el mundo, sólo una modalidad educativa
enfocada hacia la búsqueda de un desarrollo integral del hombre y su
perfeccionamiento como ser sensible, como ser intelectual y como ser
filosófico permitirá hacer de la protección del medio ambiente y del
respeto a la dignidad de la vida realidades tangibles. Pues sólo a
través de un proceso formativo que le de sólidos cimientos podrá el
hombre manifestar su humanismo más auténtico. En tal sentido, puedo
decir, sin lugar a dudas, que Venezuela es una gran potencia educativa
que alumbra los horizontes del siglo XXI con gran esperanza”, finalizó
el doctor Ikeda.

http://www.sgiv.org/abriendocaminos.html

Anónimo dijo...

Deberías comprender que el autor de tal página no implora, solo se ofrece como "vínculo" para que aquellos "lavados del cerebro", puedan salir de tal ONG Religiosa.

Si tu dices que la web www.sgeye-ar.com del autor Damian Desia es una supuesta referencia fiable, pues en los 2 siguientes links hay muchísimo más por descubrir de Daisaku Ikeda, aclarando que en tales no se tiene de objeto a Daisaku Ikeda y que también se muestra con hechos e imágenes lo que en éste Blog se nos ha informado:

http://www15.ocn.ne.jp/~oyakodon/doc5.htm#rde
http://www.rickross.com/reference/gakkai/gakkai23.html

Luego de ésto, ¿vas a postear como comentario "eso es mentira!" invitandonos a reflexionar aún más para terminar pensando como a ti te entrenaron a pensar?

Anónimo dijo...

Bueno, bueno, bueno…
He leído la lindeza académica- filosófical del Sr. Fernández Colón sobre Daisaku Ikeda. Toda una obra de crítica, que invita a la reflexión y ulterior búsqueda de un nuevo conocimiento. Desde luego visto este artículo de orgasmo intelectual, ya no queda más por esperar del ilustre "Docto".
De las respuestas de los miembros de SGI la verdad que agradezco su tono, educación, las citas, la argumentación en contrario para rebatir en fondo y forma, del “notable” análisis del Sr. Fernández, pero creo que es que Ustedes ha cometido el error de ponerse en la misma tesitura, y de verdad no tenían ni que haberse molestado. De verdad reconozco a los miembros de SGI la gentileza, el desprendimiento y las ganas de corregir las malas interpretaciones y encauzar hacia una aclaración y dilucidación de las inexactitudes expuestas en el escrito del Sr. Fernández Colón.
Desde luego yo por mi parte, (lamentablemente confieso y perdónenme Usted/es Sr. lector) no gozo de tanta autodisciplina para responder en lenguaje culto, reposado, y con ese aíre flemático mas típico de un funcionario del ministerio de exteriores inglés.
Por ello voy a lo que voy, y a continuación expongo:
Lo que pasa es que hay un tipo de intelectualoides universitarios, de los que en Venezuela se hacen llamar poetas (no al estilo de Lorca o Hernández que ya sería mucho pedir), son los típicos académicos de izquierda, sesenteros que siguen todavía con el puñito alzado y cerrado, con la cancioncita panfletaria de Alí Primera o de Silvio Rodriguez, con la camisita del Che y con algún librito de Marx o Hegel, subrayado sólo en ls dos primeras páginas del índice pá que digan que es todo un ilustrado.
Son de los que se la pasan en tertulias académicas los fines de semanas con los demás compañeros y/o camaradas, haciendo filosofía, análisis internacional -perdón ¡estudios internacionales, no se ofenda nadie!-, ciencias políticas, y en conclusión cambiando al mundo, no en doctorados o publicaciones, o en la lucha política (o armada incluso combatiendo al imperio). Si fuese, así de verdad mis sinceros respetos por parte de este servidor, y a continuación mi reverencia y humilde admiración, a quienes defienden sus ideas sean de la orientación que sea, al menos por la valentía y coraje.
NO, NO, NO!!, los debates o mas bien tertulias son entre las horas de cafetín en la facultad en vez de estar dando clases, y en los fines de semana con los otros “Doctos” del grupito, tomando un buen Wisquisito (eso si de los finos, mínimo de 24 años de importación, que nos brinda el Imperialismo británico, no para embrutecernos como Ikeda, sino para acondicionarnos un poco el intelecto).
Lo chévere para hacerse notar, es publicar un articulito, que lo demás da igual, si señor. Pero para que el tema de debate, de guaza, tenga chicha, controversia y un poquito de juego, (al estilo Huntington, pero de izquierda y a lo criollo) y si no, pá que publicamos. Lo bueno es dársela de ultra comunista-socialista ortodoxo, no vale ser simplemente de izquierdas (y total respeto a la creencia de cada quién, de verdad).
Pero para Fernández para un buen rojo, hay que demostrar ser fundamentalista e ir a la esencia, y por consecuencia ser reconocido como punta de lanza anti imperialista, antiglobalización, anti-neoliberal, anti- consumista, anti- religioso y todo lo que empiece con el prefijo anti, da igual, y luego publicarlo en una revista y/o medio, que claro ¡oiga Usted!, que se encuentre este en la misma onda de opinión. Y aquí paz y después gloria.
Lo de la crítica a Daisaku y a la SGI, pues bueno, que le pregunte el Sr. Dr. D. Fernández a Fidel, como es que su país tan anti yanqui, le condecora con un Honoris Causa por la Universidad de la Habana, ¿como es que un a un súbdito del nuevo colonialismo - imperialismo, consumista transnacional Japonés lo homenajea el propio Fidel. Bueno allí lo dejo …
Seguiré por los mismos derroteros, que son los que más me gustan (si me lo permite el ilustre Sr. Fernández).Pues bien, de esta escuela “doctrinal” de intelectualoides universitarios venezolanos de izquierdita, que bien conozco, son los primeros que saltan a degollar a cualquiera (literalmente hablando, por si acaso no me vayan a imputar), que les huela a extranjero con éxito en la vida y reconocimiento internacional (poco importa el campo o el área), porque eso es sinonimia de cachorro imperial, y a partir de allí las descalificaciones y adjetivos florecen por doquier.
Pero que casualidad!!!, que de esta comuna de intelectualoides generalmente de ciencias sociales (porque en las naturales se pueden hablar menos tonterías, el saber hay que demostrarlo), son los primeritos que salen corriendo a las embajadas de sus tan detestados imperio Norteamericano, del neo imperialismo español y/o europeo, a buscar VISA DE ESTUDIANTE cuando les aprueban la beca del CONICIT, FUNDAYACUCHO, o de su universidad, pá irse de año sabático, con dolaritos y euros de los buenos pá gastar. Porque pá Cuba, China o Irán, es que ni de vacaciones.
SI, SI , SI señor, a más de uno de estos como el Sr. Dr. D. Fernández que predica todo lo progre latinoamericano, humanitario, igualitario, socialista, conservacionista como el que mas, los he visto en el Corte Ingles de Madrid pasando la tarjetica (la visa) al mejor estilo del consumista capitalista neoliberal consagrado, porque para volver a los valores contra el imperio y del neoliberalismo salvaje y de sus lava cabeza representantes como el Sr. Ikeda y su secta religiosa, siempre hay tiempo. Si Señor, claro que si.
Son lo que se pasan 10 años disque doctorándose en Ciencias Políticas en Cambridge, en la Complutense o la Sorbona, con un tema de investigación titulado: “ Venezuela democracia e integración latinoamericana antiimperialista”. Pero claro viviendo al mejor estilo de un empresario millonario explotador pero a costa de su país, y luego vuelven con la verborrea de que no han logrado el título, porque al fascista, racista, clasista, blanco, que tuvieron de tutor en el viejo continente no les ha ayudado en la defensa de la tesis por ser latinoamericano e indio.
Y se regresan a Venezuela no por cumplidos con la universidad y su país, NOOOO!!!!!!! que nadie se confunda, sino porque en Europa se les termina la buena vida de dólares y euros, y sus visas de estancia como señoritos ricos estudiantes con bequitas de hasta 1500 euros mensuales,. Y pá casita de nuevo, eso sí a predicar la lucha de clases otra vez en la universidad, y cantando con la guitarrita playa girón.
Luego sacan un articulito del producto e impronta intelectual como el referido a Ikeda, lo publican en una revistica, y con ello pasan el trámite, la universidad los asciende, de contratado a titular, les mantiene el sueldito, y estos “Doctos” siguen dando sus sermoncitos que ya me conozco hasta la saciedad de todos sus valores anti, anti.
Bueno, no me extiendo más, primero por lo aburrido que me suenan ya esos egregios profesores universitarios como Fernández, a los que hoy solo por ociosidad en el trabajo, y no tener mas nada que hacer me limito a citar ( porque de estar ocupado es que ni siquiera me digno), y porque seguramente el MODERADOR de este foro, probablemente es del grupito o de su orientación, me va a retirar el parrafito, dado que su mecanismo operativo obedece a que leído lo anterior, se activará la alarma de no dejar publicar a un fascista, ultraconservador, reaccionario, pitiyanqui, etc, etc y que por tanto no tiene ni la decencia, ni el bagaje ni talla académica del Sr. Fernández.
Pero si quiero decir para terminar, que al igual que le Señor Fernández, para hablar y escribir tonterías de los demás, pá eso yo el primero y el mejor.
Muchas Gracias.